Comparte

viernes, 29 de enero de 2010

En mi país

Vivo…
En el país de los incultos
De la fiesta y el folclore.
De las ligeras entrevistadas,
Del periodismo que no dice nada.

Vivo…
En la nación de los derechos
Y del deber de los sin techo,
Donde el libertinaje ganó la batalla
Y la libertad es una simple valla.

Vivo…
En la región de los ladrones
Que poseen buenos salones
Y se lucen en Chanel.
¿Qué más da la cartilla
a cero, si me llaman de usted?

Vivo…
En la comunidad de los chapuceros,
A veces lo hacen bien,
Cuando la luz es el dinero.
Y la avaricia es una virtud
Del que puede permitírsela.
¿Será el alma intrínseca?

Vivo…
En el paraíso del delincuente,
Aquí puedes violar
Y matar libremente…
Pronto saldrás con tu paro
Y las encías sonrientes.

Y para ser reconocido
Ser imbécil o prostituta
Puede ser un gran camino.
Reconocimientos a la desfachatez.
Científicos y artistas,
¿Serán agradecidos?, tal vez…

Vivo…
Donde el fútbol es cultura
Y la cultura es inmadura.
Un Mercedes, la vacuna
De la juventud que pierde el alma
Buscando la efímera fortuna.

Vivo…
En España, miel de caña
Y coronas de laurel
Para el político que nos engaña
con aquello de -si todo nos va bien-

Compártelo