Comparte

martes, 14 de julio de 2009


Me dejaste la tristeza entre risas

De invernaderos.

Procuraste tus sonrisas

Atado a tu sumidero.

Como un gato en el tejado

Aullado sin castillos

Ni luz, ni vino tinto.

Tinto y blanco todo adosado

A los cimientos de las lamentaciones

Vienen y van al derruido muro

Entre eternas situaciones

Que haces y deshaces

Como la arena en la playa

Te da lo mismo

El sol y la luna, tu valla

Otra entre mil batallas

Compártelo