Comparte

miércoles, 6 de mayo de 2009

Quisiera ser tan alto como la luna


Estaba en mi casa aburrida y tenía este bocetillo hecho, así que el eburrimiento me llevó a entretenerme en colorearlo, paranoias mías jajajajaja.

El mundo puede cambiar

A aquellos que pensaron que el mundo está hecho para disfrutar de los placeres efímeros que les aporta el dinero y el poder.
A aquellos que ven desde la comodidad de su rancho a sus trabajadores luchando por poder llevar a su casa un plato con el que alimentarse.
A aquellos que piensan que la política sólo son números y cifras que se pierden entre trajes y coches de lujo.
A aquellos que viven de los demás, que se benefician de los honrados, y tienen la cara dura de exigir explicaciones ante la crisis de no poder comprar langosta para cenar.
A aquellos que piensan que ampliar el horario laboral es la solución a su vaguedad de no querer sudar ellos mismos, esos que no han sabido en toda su vida lo que es coger un pico y una pala.
¡Basta ya!
Estamos cansados, aburridos, siempre con las mismas mentiras. Es tiempo de cambiar, de demostrar que si en este planeta las cosas no van tan bien es porque hay una minoría que se dedica a lucrarse a costa de su semejante.
Nosotros somos más, y podemos cambiar el sistema si queremos, solo necesitamos un poco de valentía y agallas.
¡Es tiempo de cambiar!

Compártelo