Comparte

viernes, 24 de abril de 2009

Mis emociones en papel.




Aquí os muestro agunas de mis obras. El tema que he seguido a la hora de realizarlas es inconcreto, ya que siempre me he basado en lo que sentía en ese momento. Es por ello que la forma esté algo descuidada en pos de una expresividad tangente. Espero que os gusten, y que os expresen tantas emociones como me pasó a mi mientras las realizaba.

Diario de una suicida:1-ª Parte


Pensaba que había parado de llover…que el tiempo me daba la tregua necesaria para volver a ver la luz del sol.
¡Pobre ilusa! Si el arco iris solo es un concepto que nunca retornará a mi vida. Si la palabra esperanza es el deseo de mi vana ilusión.
¿Cuántas veces me levantaré, para volver a tropezar? Nunca sabré del bienestar de mi alma. Siempre llena de tormentas. ¿Cuándo volverá la calma?
Y por eso estoy aquí, ante un lápiz y un papel amarillo, detrás de mi escritorio, conteniendo mi rabia acumulada.
¿Cuándo conoceré el arco iris? Quizás cuando escape de una celda que es mi rencor, mi ira, mi rabia; mis ganas de gritarle al mundo que quiero vivir sin más lágrimas.
Sólo deseo levantarme por la mañana con la ilusión de poder volver a ver un nuevo día, de saber que estoy viva y por tanto hay esperanza, cuando ya la única esperanza que me vale es la de estar en paz durante el sueño eterno.
¡Por Dios! Que algo: una chispa de luz, del amanecer de un nuevo día, un nuevo episodio sin censuras; me saque del infierno en que me sumo por dentro para luego dividirme en mil trozos de incertidumbre que se clavan afilados a mi pecho, para que mi sangre nunca pare de brotar.

Compártelo