Comparte

miércoles, 23 de septiembre de 2009

POEMA ESCAPADO UNA NOCHE DE VERANO

La vida está llena de victorias anónimas,


De derrotas conocidas.

Son persecuciones o huidas.

Vividores o suicidas.



No soy el hielo de tu copa,

Ni la guinda del pastel

Quizá sea un bizcocho

Entre llamadas al “pelocho”.

Y no tengo gasolina

En la estación que es mi vida

Y no encuentro

La salida, al laberinto

De la dicha

¿Y si la dicha, es un invento

Que crearon, los contentos?.



Si el infierno es el cielo

Y la tierra es un infierno

De llamaradas de odio.

Me quemo cual rastrojo.



La vida está hecha

Para los que quieren vivirla,

No hay sitio para sentirla,

Y se mueren sus esencias

Entre trajes de moda y nuevas tendencias.

¿Absurdo escaparate de apariencias?



No necesito un bolso nuevo

Si oler la tierra húmeda

Es en realidad lo que quiero.

Me dan igual las nuevas tecnologías,

Prefiero ver el cielo azul

Al amanecer de un nuevo día.



Por eso soy alma sola en el metro

Hacia la estación del nunca más.

Prefiero ser un vagabundo

Sin rumbo por el destino

Que me obligan a escribir.

Quizás mi vida pase desapercibida

Todo eso me da igual

Si soy una misma.

Para los que a unos les da qué pensar

A mi me da para pensar, sin más.

2 comentarios:

  1. Me gusta, bueno ¡¡¡me encanta!!! este poema tan precioso y maravilloso que has escrito. Espero que sigas escribiendo cosas tan bonitas y encantadoras. Esto si que es un blog divino para ganar premios.

    ResponderEliminar
  2. ES-PEC-TA-CU-LAR.. que ritmazo comañera!.. un tanto tanguera tu muñeca y tu lapicera!! CHA-PÓ!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Compártelo