Comparte

miércoles, 15 de julio de 2009

Suspiro terrenal

Las gaviotas vuelan ahora
entre charcos de alquitrán.
Los osos polares confunden
el polo eterno en frío
con la costa por san Juan.

El agua ya no es transparente,
el agua ya no es potable.
¿Qué más nos da
si nos sale rentable?

El cielo no es azul.
La noche ya no es negra,
y el día es como la noche.
El cielo se ha teñido
de colores procedentes
de nuestro matadero clandestino.
¿Y qué más nos da,
si tenemos lo último de Valentino?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo