Comparte

jueves, 4 de junio de 2009

A MI ABUELO


Se apagó tu risa
Tranquila y sosegada.
Ya no volverás a ver
A tu familia crecer
Cada madrugada.

No volverás a mojar tus labios
Con la miel de los besos
Que te brindaba tu esposa.
No volverás a oler
El suave aroma de una rosa.

El destino compró un billete
De ida, y no de vuelta
…de una orilla a otra.
El barquero vino a verte
Y tú te fuiste…
Te llamó la muerte.

2 comentarios:

Compártelo