Comparte

lunes, 18 de mayo de 2009

En mi habitación



Ayer colgué el hábito
Del vandalismo en vano.
Vi un mundo ávido
Entre olivos y avellanos.

Entre mentiras y más mentiras,
Hallé tu vuelo solitario.
Eras una gaviota.
Yo, un borracho corsario.
Eras una golondrina
Yo, un saco de arena
Apoyado en una esquina.

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo