Comparte

jueves, 28 de mayo de 2009

¡Bienvenido! Esta es la ciudad
de todos los que están malditos.
Mi tierra, lugar
donde se engendran los mal nacidos.
Entre calles infectadas de incertidumbre
los gatos ladran y aullan
al son de la muchedumbre.
La esquinas las forman
aquellas formas sin sentido.
Es todo un honor
ser uno más, desagradecido.
En los callejones la luz
son volátiles siluetas
sedientas de penumbra.
Y los niños juegan
al coro de la patata
entre revistas amarillas
y muñecas de hojalata.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo