Comparte

lunes, 27 de abril de 2009

A VECES

A veces pienso, y no soy nadie
Por el simple hecho de hacerlo.
Te miro y no sé si el fuego
Quema tus ojos cuando me miras,
Pues no sé si en ellos hay amor
O solo simple y vana ilusión.

A veces miro tu foto,
Contemplo tu mera y seria expresión…
Como cualquier otra que huye
En la espalda de la ilusión.

Por eso, puede que me equivoque
Y piense que no me quieres
Aún muy suave me toques.
Todo en mí se pierde
Por el simple hecho que me da el miedo
Escondido en cada olvido.

A veces miro al cielo
Para rezar, a dios sólo le pido
Volver a tocar tu pelo
Cada vez que el amanecer vea…
Y saber que el pelo que toco
Solo yo puedo hacerlo, porque así sea.

Puede que no valga la pena
Soñar con esa boca, a la que aspiro.
Puede que quererte sea mi condena,
Pero me ato a ella cuando te miro

El cielo del infierno adormece
La esperanza que se pone en la fe
De querer a otra persona…
Y el infierno del cielo se abre
En la increencia de pensar
Que algún día te abandona,
Derrumbando tus creencias,
Construyendo tus temores.

A veces creo que no soy nadie
En eso que es tu mundo…
Lleno de deseo de amar.
Y creo en tu alma, solo soy vagabundo
Que de ti se va a inundar.

Por eso esperaré
O simplemente me resignaré
A eternamente amarte
Sin tener que rezarle
A ese dios que no me condene
El deseo de odiarte.

La vida se me va escapando
Y me da la impresión
De que tu boca
Es la que me hace desesperar
Y al mismo tiempo despertar
Del sueño de besarte.

Ojala fuera un alma divina
Que pudiera entrar en tu cuerpo
Para saber si tu amor es como una espina
Que en mí se clavó, para sangrar sin remedio…
Un remedio que me hace tanto bien
Que ya no sé si es tierra o la gloria
El lugar donde en mí te siento.

Pediría la oportunidad de saber
Que es lo que sientes hacia mí
Querría entrar en tu mente
Y saber que siempre estaré en ti.
Siempre, el tiempo eterno
Que necesito para quererte…
Nada ni nadie hará desaparecer este amor,
Ni siquiera la terrenal muerte.


A veces pienso, y seré alguien
Por el simple hecho de entregarte
Toda mi vida dedicada a recoger
Los pedazos de mi alma,
Que solo y simplemente te ama…

Despacio, a la vez sin calma

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo