Comparte

lunes, 27 de abril de 2009

No le he puesto título....

Cabalgando sobre senderos
De la noche, estrellada.
Hipnotizando el poder sigiloso
Del silencio, que no dice nada.

Esa es la esquina del viento
Que profana el malestar
De aquella sintonía,
No hay nada que hacer ante tanta prosa,
Balada de la alegre melodía.

Cabalgando sobre caminos
Que ilusionan el mirar de la luna.
Puede que no exista en él el tiempo,
Solo minutos, eterna o mala fortuna.

Hipnotizando, idea que idealiza
Solo aquella danza de estrellas
Que, para algunos es tan grande…

Canta con furia
El sonido poderoso del viento
Que impacta en nuestros oídos
Baila con fuerza…
Y se lleva a muchos que a veces
Quieren o no quieren bailar con él,
O a veces puede que sea ella.
Pero en ese baile
Lleva consigo centenares de almas
Que danzan a su lado…
Cuando cae la noche,
Con su cielo estrellado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo