Comparte

lunes, 27 de abril de 2009

Adela


Adela sentada en el banco,
De un parque de nadie.
Adela, que tiene la pena
De un amor desafortunado.

Ella solo piensa
En que el otoño ha llegado
Salpican las hojas entre lágrima y llanto.

Desdén de una mañana
Como cada noche.
En el vaivén de unas caderas
Que ninguno conoce.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo